El éxito de grandes empresas en internet sin apenas activos y “cuya espina dorsal” es el uso de la tecnología está sacudiendo a todos los sectores de la economía (banca, turismo, transporte, contenidos, industria), pero también supone un gran desafío, ha dicho a EFE la presidenta de la Fundación I+E, Helena Herrero.

Exitosas empresas “.com” de gran valor bursátil pero sin apenas activos están poniendo “en jaque” al resto de actividades económicas, aunque la digitalización global ofrece grandes ventajas que las empresas “no pueden dejar escapar”, ha añadido la también presidenta de HP en España y Portugal.

Herrero está convencida de que la digitalización global aportará muchos beneficios a las empresas “si se montan al tren”.

Todo apunta a que “estamos en los albores” de una “cuarta revolución industrial”, ha dicho la presidenta de la Fundación I+E, quien ha añadido que es “optimista” sobre las oportunidades que la digitalización puede abrir para las empresas.

“Big Data”, “Internet de las Cosas”, impresión 3D o movilidad son sólo algunas piezas de este nuevo “ecosistema” tecnológico relacionado con la digitalización y que requiere estar integrado para que funcione con éxito en las empresas, ha añadido.

“Todos y cada uno de los sectores en la economía se están viendo afectados por la digitalización global, que es un proceso transversal”, ha añadido la directiva.

Las empresas disponen ahora de herramientas tan eficaces como la analítica “inteligente” o “Big Data” para el procesado en tiempo real de ingentes cantidades de datos a los que pueden dar un nuevo uso muy distinto al inicialmente previsto.

Se ha referido también al desarrollo de nuevos teléfonos “inteligentes” y a los infinitos sensores conectados a la red en el marco del “Internet de las Cosas”, que están multiplicando la cantidad de información disponible.

Ahora las empresas tienen también a su alcance tecnologías tan novedosas como las que les permiten almacenar ingentes cantidades de información de forma segura en ese espacio virtual que es “la nube” (cloud), así como la contratación eventual de servicios que exigen mucha memoria de computación.

Y asimismo gana peso, ha dicho, la llamada impresión 3D, ese nuevo proceso de fabricación que facilita la producción a la carta, a precios más económicos.

La presidenta de la Fundación I+E ha insistido en que la digitalización de la economía afecta a todos los sectores: farmacéutico, desarrollo químico, tratamientos médicos, sostenibilidad energética o mercadotecnia.

Por ejemplo, en tema de ventas, ahora “se puede saber mucho del cliente, de su experiencia”, porque las nuevas tecnologías facilitan el conocimiento de los hábitos del usuario.

“Tenemos no sólo la oportunidad, sino la obligación de montarnos” al tren de esta revolución”, ha dicho.

Se debe analizar cada sector estratégico y determinar “dónde queremos posicionarnos” desde el punto de vista de variables como la oferta de educación, de las empresas, etc, ha añadido.

La Fundación I+E, que se constituyó en 2007 y echó a andar en 2008, está formada por una decena de multinacionales con presencia en España, entre las que se encuentran Alstom, ArcelorMittal, Bertelsmann, Deloitte, Ericsson, Hero, Hewlet Packard, Grupo Volkswagen, ThyssenKrupp y 3M.

 

Fuente:Agencia EFE